header-image

Blog

Día 5 del 4  La vida aprieta

Día 5 del 4 La vida aprieta

Hay días que la marea sube, que el viento toma fuerza y el sol nos deslumbra. Hay días que el corazón se comprime, las palabras nos ahogan y la sal en los ojos no nos deja ver… hay días que la vida aprieta y hace doler.

Y esos días que nos atrapa y nos deja inmóviles, que sentimos miles de cuerdas enredadas por todo el cuerpo sin poder subir a la superficie a respirar con esa incomodidad y ese miedo de ya no poder más, esos días la vida sólo nos deja resistir, aguantar, esperar y patalear como en una inercia… automático, supervivencia o instinto.

No sé si es nuestra alma que nos sostiene o nuestra memoria de saber que ya hemos pasado por ahí o nuestro inconciente que sabe que vendrá la calma… pero nos mantenemos ahí en pleno huracán, nos mantenemos buscando la superficie.

A lo mejor la vida suelta y nos deja después subir a respirar, o a lo mejor logramos resistir y patalear hasta aparecer en una nueva corriente, o tal vez nos acostumbramos a vivir con ese “apriete” en los respiros. Sólo sé que cuando llegamos a la calma, todo vuelve a tomar perspectiva, podemos acomodar las cosas mejor, ver un poquito más clarito y volver a sacar los remos para navegar antes de que apriete de nuevo.

Y en ese viaje de navegante, la maestría está en que cada vez la vida nos apriete menos, y que cada vez lleguemos a la superficie más fácil. Ahí entonces nos daremos cuenta que la vida no aprieta, sino que somos nosotros los que pataleamos para el lado incorrecto en lugar de dejarnos llevar y confiar en el mar.

Día 30 del 4

Día 30 del 4

Salir a la vida bien vestido, fajado por favor, con los calcetines correctos y un buen humor.
Salir a la vida con un buen peinado, los dientes lavados y sin mal olor.
Salir a la vida responsable, bajo las líneas de la buena educación, pagando las cuentas y cumpliendo las deudas.
Salir a la vida sin dar pena ajena, sin hacer mucho ruido, sin salirse del plan.
Salir a la vida con los pies bien derechos, las palabras correctas y las emociones en su lugar.
Salir a la vida bajo el plano cartesiano, cumpliendo la moral y no dando pena al pasar.
Pero…
Yo siempre salgo con globos de colores volando sobre mi cabeza, los bolsillos llenos de colores, bombones y hormigas, con ganas de contar mil cuentos, de que me llueva sin paragüas,
de comer postre aunque no sean “horas”, de reírme con un desconocido, de acaricias un perro ajeno, de incomodar por sonreír y de brincas las rayas en las calles y banquetas.
Yo salgo seria en la vida, pero por dentro vuela confetti y diamantina.

Una fotito que me tomaron hace ratito con mi nuevo iWatch… Lo que no se ve, adentro de lo que se ve.

Día 29 del 3  Enójate, pero enójate bonito

Día 29 del 3 Enójate, pero enójate bonito

Enójate como un profesional que se vea tu práctica, maestría y dominio del tema.

Enójate con un buen discurso, bien preparado y tallereado, que no tenga ningún cabo suelto ni una línea floja tu discurso. Que ven la amplitud de tu vocabulario, tu talento en el análisis, la defensa, los pretextos, los pasados, las excusas, los juicios, las culpas, el control, las expectativas y el uso correcto del enojo.

Enójate con un buen disfraz, ponte ropa que te haga sentir poderoso. Utiliza tu cuerpo para que se vea el magnánimo enojo, encontrando la pose perfecta para que tus ojos sean expresivos, tu boca esté enojada y perfecta para impactar a tu audiencia. Ahora, enójate en un buen spot, donde parezca que eres más grande, más estruendoso, más “ay Dios mío”.

Enójate a una buena hora del día para que la luz esté en su punto y no se pierda nadie tus expresiones ni movimientos ( y se te ves medio en llamas mejor). Revisa que en el horario que quieras enojarte tengas a la audiencia requerida, ( no te vayas a quedar enojada solito, eso NO TE PUEDE FALLAR).

Enójate con una buena producción; tramoyistas, luces, vestuaristas… y ¡claro! Que no te falte un buen guión con introducción, clímax y descenlace. Qué brille tu talento escénico dominando todos los aspectos emocionales, artísticos y corporales, que no sea cualquier enojo que hayan visto antes, que se sienta y se vibre el nivel PROFESIONAL. Enójate de manera HISTÓRICA.

Pero enójate barato, no arruines muchas cosas que sí estaban bien, no tires paredes que ya estaban repintadas y curadas, no fundas focos que ya habías arreglado hace días y ahora son led, no te acabes la voz porque luego cuando la necesites para decir cosas lindas ya nadie la va a querer escuchar. No reabras las grietas que ya han sido tapadas y ya nadie las nota ni las recuerda. No rompas el tapete que ya lograron coser y no fue nada fácil. Tampoco armes un guión muy largo, si te gastas palabras de más ya no te van a oír y si cuentas historias que ya sabían ya no les va a interesar.

Enójate barato, para que no tengas que arreglar muchas cosas después o perder para siempre algunas más

Enójate bonito… y piénsalo dos veces,
Enójate bonito…. y ríete primero imaginando tu espectáculo magnánimo y luego, enójate ya que se te pase.

Día 12 del 3

Día 12 del 3

Reconocer los opuestos en todos los extremos,
Saber que nada es una totalidad,
Que una verdad puede tener una pizca de mentira y una mentira una gota de verdad.

Quitar los extremos, y saber que siempre habrá un punto donde nos encontremos, nos identifiquemos y nos saludemos del mismo color.

Aprender a reconocer nuestros lugares brillantes y nuestra oscuridad, nuestra sabiduría y nuestra de sobra tontería, vernos hoy de un lado y mañana caminando hacia el otro…

Saber que el punto medio puede ser el mejor punto para caminar con los dos paisajes.

Ver menos

Día 19 del 3

Día 19 del 3

Hacer nido dentro de nosotros, que el lugar más cálido, seguro y acogedor lleve mi nombre, use mi cuerpo y tenga la mejor voz. Dejar que las sombras también tengan espacio, pero que no me causen miedo y las sepa abrazar, encontrar ahí mismo lugares llenos de sabiduría, sabiduría porque me llevan a gozar mi nido, pero también saber pisar las espinas que me reactivan para regar más mi jardín de vida. Reconocer mis lugares torpes y desordenados, pero amarlos porque me hacen recordar que siempre habrá caos y que eso me permite estar en movimiento para crear mi belleza.
Tener una biblioteca de pensamientos que me hagan sentarme a tomar café y abrazarme con una cobija sabiendo que bajo mi techo todo esta bien, tener un paraguas para que los días de tormenta lleguen me mojen pero nunca me inunden.

Hacer un nido a mi medida, con las ramas, hojas y flores que yo quiera tener, moldearlo a mi gusto y remodelarlo las veces que necesite volver a crecer. Hacer nido, para crear, para dar a luz y a veces dar oscuridad, para soltar las alas y regresar a sentirme protegido por mi.

Un nido que me conozca en todas mis dimensiones y colores, un nido que aunque a veces tenga huecos, grietas y fallas, sepa siempre reconstruirse y cerrar los brazos.

Ser mi nido.

Escena 12: Un nido
Foto @emma

Día 2 del 3 Honro mi felicidad Honro tu felicidad

Día 2 del 3 Honro mi felicidad Honro tu felicidad

Esta fue la promesa de mi primo cuando se casó, no un “hasta que la muerte nos separe” si no “mientras que honremos nuestra felicidad y la felicidad del otro”… se me quedó tan grabado que he decidido así ver mis relaciones con las personas, los proyectos, las profesiones, los sueños, las creencias, los planes… No es una salida fácil, pero si es saber que la puerta esta abierta. Abierta para echarle toda la energía y que nadie ni nada se quiera salir, y abierta por si alguien ya no es feliz, ahí, o si algo ya evolucionó ni es lo que creía que podría ser para mi.
Honrar tu felicidad, honrar la felicidad del otro, eso implica estar dispuesto todos los días a dejar ir aunque no queramos, soltar lo que estamos aferrados por ideas que nos hicimos, por expectativas pero que realmente ya no nos hacen feliz. Estar más conscientes del valor del tiempo, de nuestras acciones, ser más honestos con lo que hacemos, poner en perspectiva nuestros sueños, nuestro trabajo o las ideas que aceptamos, creímos y vivimos.
Honrar la felicidad y dejarlo ir, por amor, por respeto, por libertad, por pensar en tu felicidad siendo valorada de la misma manera.
Honrar mi felicidad, abandonando creencias que ahora no me motivan, me torturan, planes que nunca fueron míos y me asfixian, proyectos que no sucedieron y me cargan de frustración.
Ser valiente para honrar la felicidad, y aceptar muchas veces que mi felicidad no es suficiente para la felicidad del otros, ser valiente para aceptar que mi felicidad ya se ha movido de lugar.
Honrar nuestra felicidad, aceptando que nos movimos en direcciones opuestas y que al soltarnos estaremos más cerca de ella.
Nos vemos en telegram. https://t.me/kuirabamx

Día 26 del 2  Donde coincidimos

Día 26 del 2 Donde coincidimos

Encontrar en cada universo humano el punto donde navegamos el mismo bote, porque nunca estamos tan lejos, nunca estamos tan opuestos, nunca somos tan diferentes, siempre hemos sido cercanos… más de lo que creemos.

Conectarnos para construir y compartir, no para convencer o gobernar. Encontrar en nuestras ideas un lugar donde los dos podamos caminar seguros y nos sintamos libres de pensar/expresar/ser .

Aniquilar este afán de derrumbar las ideas/ teorías/ideologías del otro para reforzar nuestro miedo a no tener la verdad.

Tirar por la ventana el concepto de totalidad, de verdad absoluta y que sea tuya, para dejar que en el universo todos existamos, luchando y peleando por encontrar los puntos de conexión, donde sí somos iguales, donde nos sentimos cerquita, donde vemos que la raíz de todos es la misma y que compartimos siempre algún color.

Ser diferentes está bien… pero siempre serán los mismos colores que nos pinten a todos.

Día 18 del 2

Día 18 del 2

Acercarnos

Entre más te quieran alejar acércate.

Acércate al sol aunque te digan que te quema,
acércate al aire aunque confirmen que está contaminado,
acércate a la tierra aunque te cuenten que está llena de bacterias,
acércate a las plantas aunque te inventen que vale más el cemento ,
acércate al bosque aunque te digan de animales y peligros,
acércate al agua aunque haya tiburones y agua malas,
acércate al miedo aunque no le conozcas las mil y un caras,
acércate al dolor, para que puedas curarlo,
acércate a la soledad, para que acompañarte sea tu prioridad,
acércate a los demás, aunque digan que saldrás herido,
acércate a ti, aunque te desconozcas

Acércate

y convierte lo que te aleja en las razones y maneras para estar más cerca.

Acércate

Día 14 del 2

Día 14 del 2

Que el amor sea nuestra manera de vivir,
Nuestro doctor de cabecera,
El recetario para las mejores cenas,
El GPS para encontrar nuestro corazón y el del otro,

Qué sea nuestro filtro para los recuerdos,
Nuestra wikipedia de la vida,
Nuestro medio de transporte,
Y nuestro tono de voz.

Qué el amor sea nuestro terapeuta de los viernes,
El podcast de los lunes,
Nuestra estación favorita
Y la cobija que nunca queramos tirar.

Qué el amor sea nuestra guarida segura
El libro que siempre queremos leer,
La canción que siempre nos salva,
y la respuesta que todos los días necesitamos escuchar.

Qué el amor nos encarne, en esta humanidad.